ERASMUS + en Francia. Meriem Sahil

´´Todo lo bueno nace de un salto al vacio ´´

Bonjour!

Yo me llamo Meriem Sahil, soy una de las afortunadas que conseguí la beca Erasmus + para hacer las practicas en el extranjero. En mi caso me tocó Francia, bueno, podemos decir que lo elegí desde un principio, y así fue.

Me sentí bastante orgullosa cuando ví las listas finales, comprobando que tenía la mejor nota en el idioma y una de las mejores notas en la entrevista personal.

Calles de Abbeville

Después tocaba marcharse lejos, lejos de los amigos, familia y por supuesto de mi novio, no creí  que fuera tan dura la despedida, pero bueno, al llegar a Francia tuve la suerte de encontrar un piso con la ayuda de la profesora Mme. Froment (Cécile), que fue mi tutora durante mi estancia en Francia.

Donde me alojé me encontré con tres hermosas  chicas, que ahora forman parte de mis amistades, Gabriella, Chaymae y Joelle.

Con Gabriella de paseo por la ciudad. de Abbeville.

Gabriella y Joelle son Francesas, y Chaymae es Marroquí, por lo que ha habido un intercambio cultural entre nosotras. También tuve la suerte de conocer a un chico Colombiano, José, profesor de Español, que vivía en la misma residencia que yo. La verdad es que todas estás personas fueron bastante agradables conmigo y no tuve absolutamente ningún problema con ellos, al contrario siempre me han ayudado cuando lo necesitaba.

 

Los primeros días de mi llegada no fue todo lo bueno para mis compañeras de piso, ya que según ellas yo era bastante seria y no me reía nada, es más ¡les di miedo! Bueno, al paso de unos días ya me fui soltando y todo lo que era miedo se convirtió en risas y momentos imposibles de olvidar.

Instituto Boucher de Perthes

A la semana de mi llegada a Abbeville(Somme) tenía que dar clases durante una semana en el instituto Boucher de Pethes, con  los alumnos de Comercio y de Administración. Que os digo de los alumnos, que son ¡maravillosos! En ningún momento me he sentido incómoda, he dado clase normal como todos, y la verdad es que no he tenido ninguna dificultad en relacionarme con ellos, ya que me manejo muy bien con el Francés. Los profesores también han sido muy agradables y en general  todos encantadores.

Mohammed, amigo del instituto

En el instituto también hice amigos. Conocí a dos chicas por casualidad en uno de los patios del instituto, Assala una chica Palestina super inteligente y Karene una chica Franco-Argelina. Podemos decir que es ¡la persona más loca y divertida que vi desde que llegué a Francia!.

Finalizada mi semana en el instituto Boucher de Perthes me tocaba ya comenzar a trabajar en la primera empresa que se llama Monoprix. Esta empresa está dividida en dos partes o dos tiendas, una es la parte de la alimentación y la otra parte está relacionada con todo lo que es textil, moda, ocio, hogar, etc.

Las dos primeras semanas fueron en la sección de alimentación, que tiene como responsable de tienda a señora Pascale y como Jefe y subjefe al señor  Drevelle y el señor Thierry, todos ellos personas encantadoras y con muchas ganas de preparar a los alumnos que van a realizar las prácticas en sus empresas. Mis tareas  a realizar consistían en el control de almacén, realización de etiquetas, atención al cliente, detectar los productos defectuosos, entre otras. En esta sección, trabajaba en compañía de varias personas que me ayudaban en cualquier momento en el que tenía alguna duda, como por ejemplo Dominique, Constant, Emilie, y otros.

Fueron dos semanas íncreibles, en las que he puesto todas mis ganas de trabajo, es verdad que fue un poco difícil al principio pero creo que es algo normal, ya que es mi primer trabajo, pero todo se supera con paciencia y motivación.

Durante el fin de semana me permití realizar un pequeño descanso y salir de Abbeville, con dirección a la capital Francesa, París. Una preciosa ciudad que ya había visitado anteriormente pero que la volvería a visitar tantas veces como fuese posible sin cansarme. Estuve en Paris durante dos días con la compañía de mi primo que vive allí.

Seguidamente me fui  al  “otro Monoprix“, a la sección de textil, donde también permanecí durante dos semanas. En verdad estuve más cómoda en la zona textil que en la de alimentación, más que nada porque me gusta mucho la moda, la estética y la decoración, y allí fue el lugar correcto para conocer más ese mundo. Trabajé con tantas ganas y tanto amor que a veces me quería quedar más horas trabajando.

Gran iglesia en Abbeville

Hice otro pequeño descanso el fin de semana, para poder visitar una hermosa ciudad que tenía a nos más de veinte minutos, os hablo de Amiens, donde pasé un día entero en compañía de una de las chicas que conocí en el instituto, hablo de Assala, que me abrió las puertas de su casa y su familia me dio la bienvenida. Me sentí como si fuera mi familia también por lo educados y amables que son.

En Monoprix textil he trabajado en compañía de la señora Mouriel, Cristelle, Cristine, Melanie, Yamina y sin olvidar a las mejor o mejor dicho con la que mejor me llevaba, Pauline. Durante las dos semanas que he estado en Monoprix textil he realizado tareas como la rotación de los artículos, controlar el stock de las mercancías, verificar los precios para ver si coinciden en caja, entre otras muchas mas cosas.

Fue un mes lleno de energía y entusiasmo, durante el cual he dado lo mejor de mi, para representar de la mejor manera a mi instituto y también para conocer mis capacidades.

Presentación en Burton of London a mi llegada a Abbeville con la profesora Inés y la responsable Alexandra.

Al terminar en Monoprix tenía que irme a otra empresa y fue en la que finalicé mi periodo de prácticas. Se trata de Burton, bueno su nombre completo es Burton of London,  que es una tienda de ropa de gama medio-alta, en la que los precios eran un poco elevados al pertenecer a un grupo de tiendas de  gran prestigio  y no cualquier persona podría permitirse comprar allí.

Podemos decir que en Burton me encontré mucho mejor. Me gusto bastante el trabajo allí ya que éramos pocas personas, concretamente cuatro y conmigo cinco.

En Burton con mis compañeras.

Marine, Laetitia, Stephanie y por supuesto la gran jefa Alexandra. Cuatro personas de lo más agradable que he visto, con las que he compartido bastantes momentos de risas y también duros momentos trabajando conjuntamente.

 

En una de mis últimas semanas en Francia decidí hacer un pequeño viaje con mis amigos Chaymae y Mohammed, en el que fuimos a Le Crotoy y Saint Valery, son dos hermosos pueblos a las cercanías de la ciudad donde yo estaba alojada. Pudimos visitar las playas de Le Crotoy y también las de Saint Valery, que son muy preciosas las dos. Con unas hermosas vistas de lo alto del pueblo y con mucha naturaleza.

 

Con Chaymae en Le Crotoy
Playa en Le Crotoy

En Burton he aprendido bastante el contacto con el cliente y conocer las necesidades de cada uno, y como hacer para detectarlas. Alexandra me “obligaba” ha hacerlo por muy difícil que me pareciera, pero al final se ha convertido en algo que me gustaría hacerlo el resto de mi vida. Es agradable hablar educadamente con las personas y saber que necesitan, es más,  es compartir muchos momentos agradables con personas que apenas conocemos.

Desde lo alto de Saint Valery
Playa Saint Valery

En Abbeville también he visitado varios monumento y parques preciosos, donde la gente va a tomarse el descanso en ,medio de la naturaleza.

El parque Bouvaque es el más famoso de Abbeville, por su maravilloso paisaje.

Disfrutando del paisaje en el parque Bouvaque

En definitiva, mi estancia en Abbeville (Somme), Francia fue algo más que trabajar, han sido muchos momentos de alegría y risas con personas que conozco apenas de unos meses y que nos veremos próximamente en un futuro.

Gracias a Mme. Froment por la bienvenida y por esta deliciosa tarta.

Mi experiencia ha sido única e inolvidable y creo que todos podemos tener una así, por lo que animo a cualquiera a salir y conocer el mundo.

Lo mío no acaba aquí, esto es un principio, aún me quedan muchas aventuras por vivir con Erasmus, siempre que pueda y tenga la oportunidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *